6 de abril de 2011

2-4-11 UN BOULDER EN VALVERDE DEL CAMINO




El pasado día 2 de abril participé en la Marcha BTT Ciudad de Valverde. 79 Kmts bastante exigentes y con un nivel de los participantes que no me esperaba. La prueba era puntuable para el Open y Copa de Anadalucía y además los ganadores tenían plaza directa a la Titán Desert (nada menos). Podéis ver toda la información en www.elcuartoplato.com.

La salida ya me impresionó por tres motivos, primero: la inmensa mayoría de los participantes iba sin Camelback, prueba evidente del plan en el que se tomaban la prueba. Segundo: casi todos iban con rígidas, prueba del talante racing de los bikers. Y tercero: la salida estaba organizada por cajones o corrales donde iban ubicando a los máquinas en función de los puntos y clasificaciones de pruebas anteriores. Lo que quiere decir que evidentemente me colocaron al final, en el grupo de "las gordas". Desde la salida se fué a mil y aunque lo intenté no pude seguir a la gente se iba alejando poco a poco. Decidí marcar mi ritmo y empezaron a adelantarme bastantes participantes, chicas incluidas (que no veas como corrían). El recorrido fué mucho más bonito de lo que me imaginaba, duro, técnico y con algunas cuestas cortas de impresión. Todo estaba verde y con bastante agua en arroyos y embalses. Impresionante. Por cierto a menudo se oian los jabalies gruñendo entre la jara, aunque no vi ninguno. Aunque todo el recorrido estaba muy bien señalizado, en una pista larga me despisté junto con algunos que iban por delante e hicimos una propina de al menos 5 Kmts de ida y otros tantos de vuelta, con lo que si ya dudaba de hacer buen puesto, esto me lo confirmó.

La organización muy buena, con muchos voluntarios indicando las zonas de peligro, aviituallamientos generosos y 6 puntos de control. Al final tarde 4 horas 52 minutos en hacer la ruta larga (79 Kmts + má los 10 Kmts de propina del despiste). Había una opción corta a la que optó una gran mayoría. Terminé absolutamente vacío y con calambres en los dos gemelos, fruto sin duda del ritmo que llevé la primera hora intentando hacer buen puesto y que de nada me sirvió.

Comida final, duchas y sorteos. Una gran experiencia y una gran sorpresa al conocer una zona que no me imaginaba tan hermosa y sobre todas las cosas el nivel absolutamente racing de la prueba, que me puso en mi sitio nada más darse la salida. Aun así es este deporte, es tan maravilloso que te permite disfrutar en cualquier circunstancia. La próxima en Colmenar.

Alfredo

No hay comentarios:

Publicar un comentario