29 de junio de 2012

RUTA NOCTURNA. Galapagar-El Escorial-Embalse de los Arroyos-Embalse de Valmayor-Galapagar



Tras la sugerencia/provocación de Juan en la cena, nos hemos animado a hacer una salida nocturna Álvaro, Juan, Val y yo. Salvo Juan, los demás no teníamos focos, así que nos hemos buscado la vida por nuestra cuenta. Al final, los tres hemos coincidido en la marca, si bien Álvaro y Val han comprado el modelo de 2000 lúmenes y yo el de 1500. En ambos casos usan la misma batería. Puede usarse en tres opciones: al 100%, al 30% y en modo flash (no apto para epilépticos) Aunque el fabricante otorga un servicio de 3H íbamos alternando las opciones del 100% y el 30%. Al final, visto el resultado, optamos mayoritariamente por el 100%. No se consumió la batería en dos horas de ruta, habrá que seguir probando. Por si acaso, yo llevaba un frontal en la mochila.

Habíamos quedado a las 22:45H en el Polideportivo de Galapagar.  Carril hasta la puerta verde, las puertas hasta llegar a El Escorial, regreso por las puertas, tomamos el embalse de los arroyos y el de Valmayor para cruzar el puente de la carretera de El Escorial y retornar por la vereda en paralelo a la Cañada Real hasta la puerta verde y Galapagar. Salieron unos 36 Km.

Nos fuimos acostumbrando a rodar de noche, mucho más fácil por carril y cuando íbamos en paralelo. Lo más divertido fue rodar por veredas. Fue una buena experiencia para el verano. No pasamos calor se hace muy diferente el entorno y pusimos los cinco sentidos, dadas las dificultades de rodar de noche. Cuando entrábamos en Galapagar Álvaro sufrió un reventón en la rueda trasera debido al roce del protector de vaina. Afortunadamente controló la bici y ya estábamos cerca.

Una buena experiencia. La próxima que queremos hacer es la subida a Malagón, Abantos desde El Escorial. Uffff.....

Aunque grabé la ruta en video no estoy seguro de que se vea bien. En todo caso, si lo consigo, pondré el enlace aquí:  http://www.youtube.com/watch?v=6gHrPfPJVGA




Seguir leyendo »

26 de junio de 2012

CENA DEL SOLSTICIO DE VERANO


Hoy hemos celebrado la cenita de verano. Todo bajada como es habitual. Hemos asistido Álvaro, Javier de D, Javier D, Jon, Jorge, Juan B, Juanjo , Miguel, Val y yo. Posteriormente llegó Rober.

Cena agradable con comida a la parrilla y donde hemos pensado miles de planes. La primera, una ruta nocturna para este viernes  Hubo manguitos para todos de la afamada marca Michelín. ¡Gracias Juanjo!. También Juan nos trajo los carnet BOULDER, listos para plastificar. ¡Gracias Juan!

¡Echamos de menos a los ausentes!



Seguir leyendo »

24 de junio de 2012

ALFREDO EN LA QUEBRANTAHUESOS


El sábado 23 participé en la Marcha Ciclista Quebrantahuesos. No era mi intención hacerlo, pero un amigo me animó hace unos meses, nos preinscribimos (previo pago de 4 euros) para tener derecho al sorteo, pues el cupo está limitado a 11.000 y aspirábamos a plaza casi el triple. La suerte nos favoreció y nos tocó.

No me atraía demasiado cruzar España de una punta a otra para hacer más menos lo mismo que hago cualquier fin de semana.
¡Qué equivocado estaba!
Todo aficionado al ciclismo debe hacer una QH al menos una vez en la vida. Es una experiencia inolvidable por el ambiente, la expectación, las miles de personas que toman Sabiñánigo y otros pueblos de alrededor.
Todo es una gran fiesta de la bicicleta, con docenas de stands de marcas y fabricantes que ofrecen todo tipo de productos relacionados con el ciclismo.
La tarde antes, la mayoría retiramos el dorsal, el chip, la placa del cuadro y el maillot conmemorativo. Y pese a los miles de personas que abarrotábamos la zona, fue muy fácil, todo está perfectamente organizado pensando en el participante. 
Yo dormí la noche antes en Jaca (a 16 kmts) y nos podéis imaginar el ambiente también allí, SOLO ciclistas y más ciclistas. En el hotel solo había ciclistas, el día de la prueba, el desayuno se empezaba a dar a las 5:30 para que a todos nos diese tiempo a llegar a la salida.
Ala 6:30 yo ya estaba aparcado en Sabiñánigo y 15 minutos más tarde ya estaba en la salida, bueno, yo calculo que a unos 300 mts de ella., que junto  a los que fueron llegando tras de mí, compusimos una parrilla de salida de al menos 600 mts. Con gradas levantadas al efecto y abarrotadas de gente y cientos de personas en los laterales de la carretera. Es un espectáculo increíble y sobre todo emocionante.
Unos minutos antes de la hora prevista, despegan ¡tres! helicópteros, empiezan a sonar sirenas de las motos de la policía (española y francesa) y a las 7:30 en punto estalla un cohete, como en los Sanfermines. El murmullo de los momentos previos se convierte en griterío y……….. por lo menos pasaron 5 minutos hasta que empezamos a movernos y otros cinco hasta que cruzamos la línea de salida y se activó el chip.
Se sale deprisa, hasta Jaca la carretera es ancha y la ocupamos entera, como se puede ir a rueda bien, yo cogí una que le gustaba a mi ritmo y ahí me quedé, cientos de ciclistas nos adelantaban por la izquierda y otros tantos se quedaban por la derecha, ahí cada uno coge su ritmo, hasta que empezaron las primeras rampas del Somport. Ahora toca regular, pese a que es un 1ª se sube muy fácil y eso que fui siempre entre el 80% y el 85% de mis pulsaciones máximas, pero es que no me esperaba tantísima gente en las cunetas, con banderas, megáfonos, pancartas y animando sin parar, te embarga la emoción y la adrenalina se dispara.  El puerto hace frontera con Francia y docenas de voluntarios te ofrecen periódicos para mitigar el frío en la bajada.
Pese a que el día fue climatológicamente hablando fantástico, en el Somport hacía frío y en la vertiente francesa algo de niebla. La bajada es larguísima y se va muy deprisa.
Ya abajo, que te puedes relajar algo, me dí cuenta del paisaje tan espectacular que nos rodeaba, bosques, lagos y cascadas, una delicia para la vista.
Tras un llaneo corto, comer y  beber, nos desviamos hacia el Marie Blanque, a priori el puerto más duro de la ruta, sus cuatro kilómetros finales se mueven entre el 10% y el 12%, sin ni un solo metro de descanso. Había oído de todo sobre su extrema dureza, así que puse el desarrollo más blando y regulando muchísimo y aunque se agarra bastante, se pasa bien, además la carretera está llena de ciclistas que van casi cómo tú, los más lentos a la derecha y los menos lentos por la izquierda, allí nadie va rápido.
Arriba otra vez muchísima gente, había grupos disfrazados animando, otros cantando, una locura de ambiente. Paré en el avituallamiento, ya llevaba 3h y 47 min. de ruta, cogí comida y bebida y para abajo. Ya no hacía frío pero la bajada se las trae, hay que ir con mucho cuidado, mucha pendiente y curvas muy cerradas. Me pasé toda la bajada comiendo.
Tras la bajada se coge una carretera más ancha y a rueda hasta que comienza el que a mi juicio es el verdadero juez de la prueba, el que te dice si has hecho bien los deberes, el Portalet.
Este si que es un puerto duro, porque aglutina kilómetros y desnivel, son 29 Kmts que concentra su máxima dureza en los 10 finales. Pese a que paré en el avituallamiento previo (ahora solo líquido), son más de dos horas de puerto en los que sufrí bastante y donde vi algunos ciclistas parados y otros andando.
Sabes que cuando lo corones está todo prácticamente hecho, pero no se acaba nunca y es tan canalla que cuando más clavado vas, te permite ver todo lo que te queda, está rodeado de un circo de montañas altísimas, algunas aun con nieve que descargan docenas de torrentes y cascadas, pero también te deja ver la carretera que te queda muy, muy arriba.
Pese a mi ritmo lentísimo, adelanté a bastantes que quizás antes gastaron más que yo.
Y al cabo de una eternidad, cuando ya ni piensas, solo pedaleas, cuando tu vida es solo dar pedales lentos e imposibles, empiezas a ver gente en las cunetas que te grita y te despierta y entonces recuerdas donde estás y miras hacia delante y ves ¡cientos! de personas que formar un pasillo y gritan y te animan, y tras una curva mucha más gente que grita todavía más. ¿Qué es esto el Tour? Miro al ciclista que llevo a mi lado y casi llorando me dice, estoy emocionado. Entonces me doy cuenta, estamos terminando, lo tenemos casi hecho, y miro a la gente a mi alrededor, ¿De donde salen tantos?. Había leído que el Portalet es una locura de gente, pero no había leído lo que se siente en sus dos kms finales. La máxima expresión del sentimiento ciclista. Cómo ya h dicho, todo buen aficionado ha de hacer una QH al menos una vez en la vida y sentir en la piel el Portalet. Te destroza durante la eternidad de su ascenso, te examina para ver como has hecho los deberes de los kilómetros y puertos precedentes, recoge y se queda con el fruto de tus excesos, sufres, sufres muchísimo. Y el final te premia con el regalo más grandioso, un regalo que ni siquiera esperabas: Un sentimiento y una emoción únicos e indescriptibles. Hay que vivirlo para sentirlo.
Al comienzo de la bajada, de vuelta a España, parada en el avituallamiento, como, bebo y cargo unos higos secos para el camino.
Y unos pocos kilómetros más adelante, espera una sorpresa, el último puerto Hoz de Jaca, son solo 2 Kmts, pero al 10% y con rampas de un desnivel mayor aun, pero eso da igual, se sube en nada, ya ni sufres, vas despacio y punto, ya no queda casi nada. En la cima, también mucha gente, pero ya vas despierto, ya estás pensando en el final, fácil, bajada y 20Kmts de un casi llano favorable, en el que en grupos muy numerosos volamos hasta la meta. Aunque no las tengas sientes hasta que te quedan fuerzas. Es un gran momento.
Y por fin cruzamos la meta entre vallas que nos separan de una muchedumbre que grita y aplaude nuestra llegada.
Para que os hagáis una idea os doy algunas cifras:
200 personas en cruces, 350 en avituallamientos, 6 camiones de avituallamiento, 6 cisternas de agua, 45 motocicletas, 32 furgonetas, 70 fisioterapeutas, 20 ambulancias, 6 motos sanitarias, 115 guardias civiles, 60 gendarmes, 24 países representados, y sobre todo el mejor ambiente que podía imaginarme.


 ¡Ah! Por cierto, para los curiosos, un dato menor: tardé 7h 54m a una velocidad media de 25,9 Km/h lo que se corresponde con diploma y medalla de oro en mi grupo de edad.

Seguir leyendo »

23 de junio de 2012

VUELTA A LA SIERRA DE GUADARRAMA



En un día de mucho calor y aprovechando la visita de Adrián, amigo de Jorge y uno de los "perros" (perro romano) con los que sale en el grupo de bikers de los "Perros" de La Coruña, hemos salido los tres dispuestos a dar la vuelta a la Sierra de Guadarrama. 

Habíamos quedado a las 8:00H en Cercedilla. Yo llevaba la Zesty para Adrián y teóricamente bocatas para todos, pero entre las dos bicis, los dos camelback y demás zarandajas, se me olvidaron los bocadillos en el frigorífico. Me dí cuenta cuanto iba por la A-6, así que llamé a Jorge por si encontraba algo en Cercedilla y,  por si acaso, paré en la estación de servicio  de Villalba y compré unos sandwiches y barritas de cereales.

Cuando llegué a Cercedilla, Adrián y Jorge estaban tomando un café. Preparamos las bicis, los ajustes para Adrián, reparto de comida y nos pusimos en marcha a las nueve menos diez. Paramos en el mirador de Luis Rosales y en el de Vicente Aleixandre. Adrián escribió una dedicatoria en la libreta que se encuentra en la hornacina. Igualmente, le enseñamos el reloj solar de Cela y, sin más dilación, subimos a La Fuenfría.

Algunas fotos, algo de comida y bajamos disfrutando por el Carril del Gallo. Aquí Adrián apreció  las excelencias de una doble, ya que usa habitualmente una rígida de 29". Seguimos hasta una de las siete revueltas por carretera, un par de curvas, y enseguida tomamos el carril asfaltado hasta el cruce con la subida hacia Cotos por el Camino Viejo de Paular.  Un par de fotos y atacamos la subida. Subida penosilla como siempre. Alcanzado Cotos, repostamos en el bar de la explanada donde nos encontramos a un grupo numeroso de ciclistas de carretera, algunos con el maillot de Ozone.

Tras este breve descanso nos dispusimos a bajar en direccióna Rascafría por las veredas y carrriles que transcurren en paralelo al río Lozoya. La bajada se toma por la carretera que va a Valdesquí y, en una curva, se coge el camino hacia el refugio de Pingarrón, donde se van enlazando veredas técnicas que van disminuyendo su dificultad a medida que van descendiendo. La zona es espectacular. Acabadas las veredas comienza un carril rápido que va cruzando los márgenes del río hasta que llegamos a un punto, cercano a Rascafría, donde giramos bruscamente a la derecha para afrontar la subida al Puerto de la Morcuera. Nos sorprendió ver a unos jinetes con un chaleco naranja fosforito en lo que parecía una carrera.

Aquí comenzaba el tramo desconocido. La verdad es que las subidas eran más bien tendidas, pero la falta de tramos sin sombra y el calor, se hacían notar. En uno de los tramos de esta subida comenzamos a ver corredores que hacían una ultra-marcha de 100 Km. ¡¡Esto sí tiene mérito!! Por las camisetas, vimos a gente que vino de muy lejos. Coronamos La Morcuera y paramos en la fuente a repostar y a tomar algo. Tras iniciar el descenso por carretera tomamos un carril que nos llevaría a Miraflores, pero giramos en un cruce para ir descendiendo hacia Manzanares El Real. Paramos en la gasolinera a repostar y a comer algo. Seguimos por el pueblo y tomamos la Cañada Real. Dejamos la explanada de la entrada al Parque Regional del Manzanare,s con la barrera que sube a La Pedriza, y seguimos pedaleando en un tramo sin sombra y mucho calor.

Aunque pretendía hacer el tramo de la vereda de Mataelpino y el de Vista Real, no hicimos estos bucles dada la hora y el calor que nos aplastaba. Sí seguimos por el resto de tramos previstos, bordeando Navacerrada pueblo y tomando el carril de bajada a Cercedilla en una de las curvas en la subida por carretera al puerto. Este carril se transforma en vereda y entra al carril que viene del embalse de Navalmedio en el Camino de Calvario. Seguimos descendiendo y entramos a Cercedilla por el Polideportivo. Tras cruzar el pueblo llegamos a los coches a las 17:25H. Unas cervezas y para casa.

Algunos datos del GPS:

Salieron 96,8 Km, aunque en la bici me marcaron 98 y pico. Un desnivel acumulado de 2.214m. Altitud máxima 1.836m. Mínima altitud de 903m. Duración total de la ruta de 8H39'. Estuvimos en movimiento 6H48' y parados 1H50'. A las paradas de agrupamiento, fotos, cambio de baterías del video, hay que añadir las de repostaje y contemplación varias. La media en movimiento fue de 15Km/H. Ruta intensa pero que se hizo más dura por el calor. Mejor hacerla en primavera o en otoño. Y madrugando un poco más, si hay luz. La próxima vez haremos los bucles de Matalpino y Vista Real. Adrián un tío majísimo, que se acordará de esta ruta y se tomará la revancha con "Perro marino" en cuanto le pille en tierras gallegas.

Las fotos
Seguir leyendo »