29 de junio de 2013

Cercedilla-La Fuenfría-Carril del Gallo-Valsaín-Cotos-Puerto de Navacerrada-Camino del Calvario-Cercedilla


Hemos salido desde Cercedilla  Álvaro, José Manuel, Juan, Val y un servidor.
 
Tras la subida a La Fuenfría bajamos por el Carril del Gallo hasta la carretera de bajada del Puerto de Navacerrada en una de sus famosas revueltas. Tras descender un par de curvas abandonamos la carretera para atravesar la barrera donde el carril accedería a la Fuente de la Reina. Sin embargo, hoy tocaba bajar por los senderos en paralelo al Río Eresma hasta Valsaín. Veredas largas, con algún tramito corto más técnico en los estrechamientos hacia el río. Todo de verde espectacular, al cubierto del sol y con la temperatura agradable de la ribera. Seguimos descendiendo dejando a la derecha el paraje conocido como Boca del Asno atravesando alguno de sus puentes. Tras una parada momentánea en un acueducto restaurado, llegamos a Valsaín. Sorprende ver sus casas de maderas recias, casi canadienses, con todavía presencia de aserraderos en actividad. Atravesamos el pueblo en dirección a Segovia pero giramos a la derecha para tomar el carril asfaltado que va ascendiendo a veces con penosidad, buscando las alturas. Pinos altos y espesos nos proporcionaban sombra aunque se notaba la ausencia del frescor del río. Pedaleando llegamos a la subida a Cotos por el Camino Viejo del Paular. Tramo penosillo, con algunas pendientes intensas que se hizo más llevadero por la brisa que corría.
 
Coronado Cotos seguimos por carretera hacia el Puerto de Navacerrada. El  ciclista de carretera que Juan tiene dentro   me dio un recital sufriendo varios cortes a consecuencia del viento. Se merendó a unos ciclistas de carretera que se quedaron  descolgados y me fajé con ellos hasta donde pude. Tras el Puerto de Navacerrada emprendimos la bajada para girar hacia la estación de tren y así tomar el descenso por el Camino del Calvario.
 
Tramo divertido, peligrosillo y al amparo del sol, con buena temperatura. Cuando salimos de su sombra en las inmediaciones del embalse, nos encontramos con el choque brusco de temperatura de la Meseta, ya plenamente veraniega pero mitigada por tratarse de un rápido descenso hacia Cercedilla.
 
Al amparo de unas frías cervezas nos reagrupamos en un ruta que ha atravesado  las veredas más bonitas de la Sierra. De todo ello doy cuenta aquí como secretario y hasta la próxima.

El enlace a todas las fotos aquí: https://picasaweb.google.com/115399828583574904575/29DeJunioDe2013CercedillaCarrilGalloValsainCotosCercedilla#

El enlace al video aquí: http://www.youtube.com/watch?v=UcfauaCb7y0&feature=youtube_gdata











Seguir leyendo »

22 de junio de 2013

Alto del León-Cueva Valiente-Alto del León



Ruta minimalista comparada con la de La Segoviada. Hoy hemos salido Jon, Óscar, Val y yo. Hemos aparcado en la explanada junto al restaurante situado en el Alto del León, lo que resultaba muy sugerente como punto cervecero a término.

Comenzamos a pedalear por la carretera que  se dirige a Peguerinos. Carretera por llamarla de alguna manera: bacheada, levantada, con tramos de tierra, grava... Dejamos las antenas a la derecha y comienza una progresiva subida que se disimula por el entorno, cambiante, pero subida es. A la izquierda se iba divisando una vista impresionante. Abajo el pinar y embalse de La Jarosa. Un poco más allá, la cruz del Valle de los Caídos. En el horizonte, al fondo, Madrid. Este tramo tiene unas cuantas curvas para ir tomando la pendiente con más suavidad dejando a la derecha el cerro cabeza de Líjar.
 
Tras llegar al collado de la Cierva o de la Mina y el paso de ganado donde comienza el descenso de la carretera, hemos tomado el GR-10, al principio una vereda con mucha pendiente y piedra suelta, a veces muy estrecha, en ocasiones de pie a tierra, hasta llegar a un alto conocido como Cerro de la Salamanca, donde hay un refugio ya en ruinas. Desde este punto comienza el descenso en un tramo técnico, a veces divertido, otras inquietante, que transcurre por la divisoria de aguas. Hicimos una parada entre grandes rocas, alguna foto, y seguimos. Antes de llegar al cerro de la Carrasqueta giramos a mano derecha, en ángulo recto, por una vereda que va descendiendo entre jaras y pinos hasta la Cañada Real, dejando a la derecha un campamento, ya montado con sus tiendas, hasta llegar a la pista asfaltada que conduce hasta el puerto de Malagón. Entre frondosos pinos fuimos subiendo dejando a la izquierda la Casa de la Cueva hasta llegar tras un tramo pestosillo, a la curva con la fuente del área recreativa. Nueva parada y continuamos en el último tramo de la pista asfaltada hasta llegar a las inmediaciones de la barrera con el carril que baja hasta la Presa de La Aceña.

Este carril es de tierra hasta que comienza el descenso hacia el embalse. Tras atravesar una puerta  sorprendentemente anudada, paramos a abrir las suspensiones, alguna barrita y ... para abajo. Este tramo en mi opinión, es el más peligroso de la ruta por la velocidad que se alcanza y lo roto e irregular del terreno. De hecho, mi rueda trasera hizo un requiebro inesperado al moverse una piedra sin más consecuencias que una subida de adrenalina. En este tramo se baja rapidísimo. Salva un desnivel de 300m. El comienzo de la barrera está a 1.650m y la presa a cota 1.328. El embalse de la Aceña está hasta arriba de agua. Lo bordeamos por la izquierda hasta llegar a la carretera que conduce a Peguerinos, aunque lo tomamos en sentido inverso, en dirección a Santa María de la Alameda.

Coronamos en una curva y giramos a la derecha por un carril donde hay una fábrica de piensos. Este tramo transcurre entre grandes praderas y algunos tramos con árboles dispersos, más bien en subida que en bajada. A la izquierda, al fondo, se divisaban los molinos cercanos a Las Navas del Marqués. Al llegar a un cruce de caminos conocido como Fuente la Reina tomamos el carril de la derecha. A la izquierda, en bajada, sale el carril que conduce hasta Las Navas del Marqués. Este carril lleva hasta el Camping de Peguerinos pero nos quedamos unos 2 Km antes. Seguimos hasta el collado de la Gargantilla y paramos un momento antes de emprender la subida a Cueva Valiente.

Este tramo de unos 3 Km salva un desnivel de 250m. Llega hasta cota 1.900. Lo peor no es la pendiente, que la hay, es que hay tramos con mucha piedra suelta donde pierdes tracción por menos de nada.... Salvo un trozo muy descubierto, pestoso,  se va haciendo ameno, aunque te pone a prueba en todo momento. Afortunadamente la temperatura era fresca. Esta subida con calor, es mortal. Coronamos, unas fotos y comenzó el trepidante descenso. Bajamos unos 500m y giramos a la izquierda para seguir por una veredita muy técnica que baja hasta cota 1.637, en el collado del Horrillo, donde nos encontramos con la carretera de Peguerinos. En subida constante, llegamos al Collado de la Cierva o de la Mina, donde habíamos pedaleado a primera hora por el GR10.

Tras volver por el mismo tramo, carretera bacheada, levantada, con tramos de tierra, grava...afortunadamente ahora en bajada, llegamos al Alto del León. Val no pudo quedarse, pero en su nombre y en el del resto que no pudieron hacer hoy la ruta, nos tomamos unas cervecitas. ¡Y hasta la próxima!

 
El enlace al video aquí: http://www.youtube.com/watch?v=Vc_IOpxOOi4&feature=youtube_gdata
Enlace a todas las fotos: https://picasaweb.google.com/115399828583574904575/22DeJunioDe2013ALTODELLEONCUEVAVALIENTE#






 
Seguir leyendo »

16 de junio de 2013

LA SEGOVIADA


¡Por fin lo conseguimos! I Segoviada, hecha. Este vez no hubo nieve que nos impidiera cruzar la Sierra.
 
Primer tramo. Viernes 14. Cercedilla-Segovia
 
 
El viernes a las 17:30H quedamos en nuestro habitual punto de encuentro en Cercedilla. Qué calor.... ¡Si hacía tres semanas estábamos pedaleando con nieve!. Fuimos llegando poco a poco entregando a Antonio, que se encargaría del transporte, nuestas bolsas de equipaje que viajarían hasta Segovia. Tras los preparativos, nos hicimos la primera foto de grupo.
 
 
Salimos puntuales antes de las 18:00H encarando la subida por carretera hacia Las Dehesas. Antes de llegar al punto de información nos desviamos a la derecha para pedalear sobre tierra. Seguimos más  arriba pasando por el Mesón Cirilo y la primera barrera de la carretera de la República. Íbamos estirados en varios grupos pero sin perder la conexión. En los miradores nos hicimos la segunda foto de grupo. Parada corta y continuamos ascendiendo. Pasamos junto al reloj de Cela y poco a poco nos íbamos acercando al Puerto de La Fuenfría. Dejamos atrás el Mirador de la Reina y coronamos. Pequeña parada y tercera foto de grupo. La temperatura arriba era más agradable. Incluso, alguno, previniendo se abrigó un poco para bajar.
 
 
Hecho lo más duro del día bajamos como cosacos entusiastas por la cara norte hacia la Fuente de la Reina. No hubo parada ni foto, así que seguimos bajando, bajando, bajando, hasta llegar al cruce con el carril que lleva hacia el comedero de buitres. Tomamos una divertida vereda  hasta llegar a las grandes praderas con troncos desde donde se divisa la Meseta y, al fondo, Segovia. En muchos tramos todavía la hierba escondía agua. Así, entre salpicones de barro, fuimos tomando otra vereda que en divertido descenso nos condujo hasta el cruce con la Cañada Real. Desde este punto comenzamos a encadenar sucesivos carriles de tierra tras atravesar una carretera, las vías del AVE, un túnel bajo otra carretera y entramos veloces a Segovia por los cuarteles. Sin tregua, nos internamos en Segovia levantando expectación. Callejando, fuimos a dar con las calles peatonales que conducen al Acueducto. Serían las 20:20H Cuarta foto del grupo con el impresionante monumento romano como fondo. ¡Habíamos llegado!
 
Seguimos rumbo al hotel. Había que atravesar una calle peatonal, muy concurrida a esas horas, en dirección a la Plaza Mayor. Era como trazar entre piedras, una trialera humana... El hotel estaba casi en la esquina. Fuimos dejando las bicis en una salita y recogimos nuestras bolsas de equipaje. Subimos a nuestras habitaciones, tomamos una ducha rápida y comenzamos nuestro vía crucis con la primera cerveza un un bar situado enfrente del hotel. Valen se había venido directamente en coche y nos esperaba. A continuación, camino del restaurante, nos tomamos la segunda en una terracita muy agradable mientras el sol acababa de esconderse. ¡Tenían  reserva Alhambra! Recibimos la llamada de Jorge que había llegado a Segovia, aunque esta vez  no podía quedarse a pedalear. ¡Gracias por compartir la cena, Jorge!
 
 
Nos dirigimos hacia el restaurante Casa Duque y en plena calle nos pararon unas mujeres americanas preguntando por nuestras camisetas. ¡Resulta que eran de Boulder, Colorado! Se preguntaban qué hacían allí unos tipos luciendo la marca de la cervecería de su ciudad. Impresionante coincidencia. Nos hicimos unas fotos con ellas y se las enviamos por correo electrónico. (se llama Christy Green).  Creo que deberíamos nombrarlas madrinas.
 
 
Llegamos por fin al restaurante y comenzó la parte más dura pero festiva del día. Fueron sirviendo las entradas: Cogollos de lechuga con bacalao y salmón, platitos de morcilla segoviana, picadillo y los famosos judiones. Todo esto de entrada... De segundo, tuvimos el tradicional cochinillo segoviano partido al uso de la tierra con rotura de plato incluida. Jorge se nos había unido en las entradas así que todos juntos,  catorce entusiastas, cenamos animadamente entre calditos de Ribera, alguna cerveza y mucha agua para digerir aquello.
 
 
A los postres se me hizo entrega de la primera cámara a prueba de secretarios, resistente a caídas, golpes, salpicaduras de barro y sumergible 3m. ¡Gracias amigos! Ya me he cargado tres máquinas de fotos... Para mí será un honor continuar inmortalizándoos disfrutando de tan buenas rutas y mejor compañía.


Para rematar el día tomamos algo en una terraza en la Playa Mayor, junto a la Catedral. Ya comenzaba a hacer fresco. Fuimos retirándonos al hotel conjurándonos para estar listos en la puerta a las 8:45H . Y aquí  acabó la primera jornada.

Segundo tramo. Sábado 15 Segovia-Cercedilla

Cada uno hizo la digestión como pudo, pero todos estuvimos listos a la hora convenida. Jorge se iba directo a casa. Óscar también. ¡Gracias por compartir la primera parte de la ruta! Pagamos, dejamos las bolsas de equipaje donde las recogería nuevamente Antonio, engrasamos un poco las cadenas, comprobamos la presión de las cubiertas y.. a pedalear.

Nos hicimos unas fotos en la Plaza Mayor, con el fondo de la Catedral y bajamos por la misma calle peatonal del día anterior a despedirnos del Acueducto. ¡Volveremos! Callejamos un poco, hicimos una parada a comprar unas bebidas isotónicas en la gasolinera y salimos de Segovia por los cuarteles.

Comenzamos a subir los carriles que acercan la meseta castellana a la Sierra de Guadarrama. Ya no íbamos tan rápidos como el día anterior. La pendiente es la pendiente, pero íbamos a buen ritmo. Atravesamos las mismas carreteras, las vías del AVE y comenzamos a apretar en la zona de veredas encadenadas que nos llevarían hasta las praderas cercanas a la Cruz de la Gallega, donde las vacas pastan a sus anchas con el mejor paisaje del mundo.

Tras esta primera subida comenzó una bajada rápida por pista y carril de tierra hasta el embalse de Revenga. Tomamos una vereda que lo bordea en su nacimiento y afrontamos un tramo con mucha pendiente que transcurre entre árboles y hierba tupida. Esto lo hicimos a fin de evitar un cuestón,  de sendero marcado pero tirando a "paredón". Tras pedalear un rato entre ramitas y hierbas alcanzamos un carril que nos condujo de nuevo al track original, tras alcanzar la Cañada Real. Este tramo va pasando entre campos y la Cañada con pendiente, abundante hierba densa y tramos de navas, por lo que se hacía  pesado pedalear. En uno de estos tramos, en una bajada sin peligro, Valen tuvo una desafortunada caída cayendo por delante de la bici. No se le soltó la cala y se quejaba de un tobillo. Las manos las tenía desolladas. Jon le exploró (que tranquilidad tener un médico en el grupo) y parece que el tobillo y pierna no tenían nada irremediable. Aún con esas, Valen no podía continuar, así que avisamos a Antonio para que lo recogiera en la carretera hacia Revenga, antes de seguir a Cercedilla a llevarnos las bolsas. Nuestro "presi" le acompañó y continuamos el resto. Seguimos por la Cañada Real, alguna vez entrando y saliendo en función de los carriles o senderos que transcurrían en paralelo, hasta llegar a los pies de la pista que conduce al Pasapán.

Los que la conocemos ya sabíamos lo que nos íbamos a encontrar, pero a pesar de todo el primer tramo es psicológicamente matador. No es que haya gran pendiente. Tampoco que el terreno sea complicado. Es que ves el carril inmenso, eterno, con el sol a plomo, sin percepción de que avanzas. Supongo que será como subir por una duna. Sin la referencia de objetos cercanos tienes la sensación de que no andas... Tratándose de un largo puerto, cada uno puso su ritmo formándose grupitos según sus sensaciones, apetencia o de qué iba la cosa. Al acercanos al Portachuelo el carril comenzó a hacerse sinuoso,  al principio con sombra entre pinos, incluso con un vivificante tramo en bajada. Nos reagrupamos pasada la curva de ascenso a ese punto y volvimos a pedalear alcanzando cada vez más altura. Este tramo de la ascensión, aunque con progresiva pendiente, tampoco es exagerado. Es más, tiene un par de curvas donde hay unas fuentes (más bien chorros de agua) donde poder refrescarse. ¡Qué fría estaba! Los pinos nos abandonaron unos cuantos metros por debajo y el paisaje era más propio de las cumbres, donde sólo crece hierba rodeada de impresionantes canchales de color verdoso. Fuimos coronando el Pasapán, agrupándonos en el puerto antes de comenzar el vertiginoso descenso hacia el Valle del Río Moros.

Tras las prevenciones de la bajada: ojo,  carril rápido, terreno suelto, una barrera que no se ve, tramo complicado en el cortafuegos, más pendiente, más piedras, terreno más suelto... Fuimos estirándonos según el ritmo y control de seguridad de cada uno. Nos agrupamos al pie del cortafuegos para girar a la izquierda y tomar el carril entre pinos que nos llevaría a la pista que circunda el río Moros. Atravesamos el puente sobre el río y subimos por la pista asfaltada que lleva a la zona "Campanillas" para tomar el carril que conduce hacia la Nac- VI y el Alto del León. Antes de llegar a su término tomamos la Senda del Arcipreste. Siempre retadora. No la subes dos veces igual. Unos días pones el pie en un sitio. Otros en otro, pero siempre te encandila. Coronamos y comenzamos a bajar hacia el carril de La Solana, a los pies de La Peñota. Este tramo es abrasador. El primero en descenso, llevadero. El segundo en subida, más pesado. En la curva bajo la Peñota paramos a refrescarnos. El tercer tramo es de franca y rápida bajada, con cuidado. (ya se cobró una clavícula). Llegamos a la cancela y seguimos hacia Cercedilla, tomando la vereda antes de cruzar las vías del tren para entrar al pueblo por el acceso a "los campamentos" , el túnel y la estación de tren.

Valen y Juanjo nos esperaban. Valen con su mano inflamada, pero aguantando. Fuimos llegando todos. Cayó alguna cerveza dispersa pero íbamos con prisa, se nos hacía tarde a unos y a otros.

Mientras volvíamos en coche íbamos rumiando las buenas sensaciones que esta salida tan especial nos ha dejado a todos.
 
El enlace al video aquí:

1ª parte Cercedilla-Segovia http://www.youtube.com/watch?v=30LWoZ3HAH8&feature=youtube_gdata

2ª parte Segovia-Cercedilla http://www.youtube.com/watch?v=o5DP2sCmVHo&feature=youtube_gdata

Video StevMan

Todas las fotos en este enlace:

https://picasaweb.google.com/115399828583574904575/LASEGOVIADA20131415DeJunioDe2013#


















Seguir leyendo »

9 de junio de 2013

LOS 88 DE MAMMOTH. San Martín de Valdeiglesias


Son las seis. Suena el despertador. ¡Me levanto más temprano que para ir a trabajar!.  A las 6:40H estoy montado en el coche camino de San Martín de Valdeiglesias. Voy desayunando una barrita. En la carretera coincido con Val, que me adelanta. Vamos uno detrás de otro hasta aparcar donde siempre, en la calle Ferrocarrril de San Martín. Llegamos con tiempo.

Vamos a por el dorsal y la bolsa del biker. Aparte del catálogo de Mammoth viene una revista de BIKE de hace unos meses... Como novedad, nos regalan una especie de paño o toallita con el logo de MAMMOTH. Volvemos al coche. Ángel ha llamado. Está en camino. Me meto en el coche de Val. Hace fresquete. Llega Ángel. Se va a por el dorsal. Vuelve y nos metemos juntos en el coche. Comentamos y salimos a prepararnos. Nos vamos a la salida.

Aquello ya está animado. Los que participan en el OPEN están delante, separados. Saldrán  primero. De forma puntual salen los del open. Unos minutos después, a las 9:10H, nosotros. Estamos a 691 m de altura.  Salimos a ritmo vivo pero sin los agobios ni el estrés de otras marchas. Esta ruta exige dosificarse. Vamos rápidos. Subimos por la parte alta del pueblo y dieciséis minutos más tarde llegamos hasta cota 781m. Seguimos  hacia Pelayos de la Presa, llevamos 10 Km. Bordeamos este pueblo. Cerca del cruce de entrada sobre la carretera estamos a 590m.  Subimos en plan rompepiernas. Cerca del kilómetro 20 cruzamos por una parte que volveremos a pasar en el kilómetro 46. Es un bucle extenso para coronar en el punto más alto, en el kilómetro 25. Estamos a 909m junto al cerro de "la Puebla". Son las 10:42H. Este nuevo bucle viene  bordear el cerro llamado Altolamira a 1.038m. Practicamos más tramos rompiernas hasta llegar al kilómetro 30. Primer avituallamiento, pasado la carretera M-54. El camino se llama Fuenfría.

Subimos por el Canto "El Guarro"
 
C0NTINUARÁ...

Enlace al video: http://www.youtube.com/watch?v=UBoiwne6XQg&feature=youtube_gdata


















Seguir leyendo »

2 de junio de 2013

Maratón Test the Best Cercedilla BIKE

Nos hemos apuntado a este ya clásico: Ángel, José Manuel, Óscar, Rober, Val y un servidor. Ángel nos hizo el favor de recoger los dorsales el día anterior mientras probaba, en su particular "Test the best", dos bicis de 27,5" y 29". A ver si se anima y nos hace una crónica sobre la experiencia y nos ilumina sobre cuál es el futuro...
 
Comenzamos a juntarnos un poco antes de las 8:00H en las inmediaciones de Mr. Schmid. Tras los preparativos nos fuimos hasta la salida, junto al Ayuntamiento y la estatua de Paquito Fernández Ochoa. Aquello estaba animado. Incluso nos grabaron en video con una especie de "dron" que puede observarse en una foto.
 
Nos pusimos en marcha por las calles de Cercedilla hasta que comenzó la primera subida hacia los campamentos por encima de esta localidad y en paralelo a la carretera de subida a Las Dehesas. Como suele pasar entre la aglomeración y el ritmo que impuso cada uno aquello se estiró y nuestro grupo se deshizo en burbujas Boulder. Ángel y Rober se fueron lanzados. Val y yo hicimos todo el recorrido juntos, esperándonos según el terreno, José Manuel fue fiel como siempre a su ritmo sin estridencias y a Óscar no lo vimos hasta que llegamos al último avituallamiento donde Vicente servía orgulloso sus tortillas. Este año la decepción es que no hubo cerveza, cerveza. La servían sin alcohol, que puede estar bien para ser políticamente correcto, pero no para unos bikers de raza.... Además era de trigo, que a mí personalmente no me gusta. Ya los tres juntos, Óscar, Val y yo hicimos juntos este último tramo hasta entrar en la meta donde nos esperaban Ángel y Rober. ¡Máquinas! Al poco llegó José Manuel. ¡Monstruo!
 
La ruta de este año me ha parecido más técnica, hay algunos tramos de senderos novedosos con más pendiente y terreno dificilillo (al menos así me lo pareció) Habrá que repetirla sin agobios, solos, en plan disfrutón.  A primera hora hacía, sin rodeos, frío. Fue desapareciendo a medida que la pendiente crecía y el sol calentaba.
 
Culminamos la jornada con unas cervecitas y raciones, donde siempre. Allí nos encontramos con Maurice, biker irlandés que estaba haciendo el Camino de Santiago. Nos hicimos unas fotos con él y brindamos. ¡Feliz Camino amigo!

El enlace al video aquí:  http://www.youtube.com/watch?v=shDuB5rcvy4&feature=youtube_gdata

Clasificación TTB 2013























 

















Seguir leyendo »